martes, 3 de marzo de 2015

10 cosas que deberás conocer sobre tu hijo adolescente

10 cosas que deberás conocer sobre tu hijo adolescente
Os dejamos una lista con las características del hijo adolescente que os irán muy bien para comprender esta compleja etapa de su vida. Como padres, debemos respetarlos y ayudarlos en la medida de lo posible para conducirlos hacia la edad adulta.
  1. El adolescente se caracteriza porque ha dejado de ser un niño sin haber conseguido aún ser adulto, lo cual conlleva dificultades emocionales y sociales.
    .
  2. En la adolescencia se producen cambios fisiológicos que también pueden generar conflictos internos.
  3. Un adolescente experimenta igualmente cambios culturales, ya que la sociedad les exige independencia, preparación profesional y responsabilidades. La característica más importante de la adolescencia es la búsqueda de la propia identidad.
  4. Los adolescentes necesitan sentirse autónomos. Desvalorizan las normas y responsabilidades exigidas por los adultos, creándose unas normas internas, con el grupo de amigos, que aceptan de buen grado. Si bien el adolescente quiere su independencia, el hecho de hallarse en una etapa crítica de confusión de su propio ser hace que sea muy dependiente.
  5. Los padres deben sentir las necesidades de su hijo, intentar comprenderlo y dar las respuestas adecuadas, que no siempre son las que el adolescente quiere.
  6. Los adolescentes son muy solidarios con su grupo de amigos. La colaboración con asociaciones de voluntarios u otras organizaciones parecidas es una forma de buscar la propia identidad y el reconocimiento de la sociedad.
  7. Las dificultades del adolescente en sus relaciones familiares, con conductas de rebeldía y oposición, están relacionadas con la necesidad de diferenciarse de ellos.
  8. Los adolescentes buscan en la música, en el cine, en el argot… modelos con los que identificarse.
  9. Los padres deben orientar a sus hijos en su futuro profesional pero sin decidir por ellos.
  10. El riesgo, tan atrayente para el adolescente, tiene que ver con la necesidad de transgredir lo que la sociedad adulta prohíbe.